domingo, 17 de julio de 2011

Respuesta de Pedro, Andrés y Marcos

Aunque para nosotros no es una novedad hacer un largo viaje, nunca nos acostumbraremos a las sensaciones contradictorias al comenzarlo. Los nervios al ultimar los preparativos, las tristes despedidas,... Estaremos tiempo sin ver a los nuestros, nos perderemos momentos importantes de sus vidas, momentos de felicidad y de tristeza. Sabemos que sufrirán por nosotros y que los tendremos pendientes de las noticias internacionales, rezando por que no nos pille ninguna desgracia por donde pasemos y por que tengamos un viaje seguro. 


Comienza tu viaje, un nuevo proyecto, un sueño, una ilusión. Quizás llevados por nuestro propio entusiasmo, nuestros ojos hoy ven en positivo al llegar al ecuador del viaje, Berlín. Imponente Brandenburger Tor y el Reichstag, sorprende aún más el ver unos rostros conocidos andando por las calles de Berlín, el de Eze y Evelina. Tras los saludos oportunos nos comentan que no podemos perdernos unas casas okupas que hay unas calles arriba; desde luego esa información no podía faltarle a Ezequiel. Descubres artistas de todo tipo que te reciben y te cuentan sus historias, su arte. En cada uno de los pisos se realiza una actividad: cine, teatros, talleres,... No nos queda tiempo y vamos al encuentro de Pedro. 


Entre la multitud aparece en su bicicleta y me sorprende el gesto al vernos, nos contagia de alegría, pues en este tipo de situaciones las cosas se perciben de otra manera. Estás en territorio de nadie y de todos, es una persona querida, de tu tierra añorada. Nos lleva a tomar unas cervezas en un rincón donde merece la pena pararse para sonsacar los secretos y los placeres de un trozo de mundo donde el tiempo parece agradablemente pararse. Llega la hora y tenemos que continuar. Nunca me gustaron las despedidas, pero atrás dejamos grandes momentos vividos con grandes personas. Un fuerte abrazo camaradas!!


Muchas gracias por la respuesta. Ya nos vemos aquí para que me contéis vuestra segunda mitad de viaje, que seguramente estará tan llena de divertidas anécdotas como la primera. Un abrazo.

4 comentarios:

  1. Fue un gran encuentro que nunca olvidaremos!!!Besossssssssss y nos vemos en el Puerto!!!

    ResponderEliminar
  2. No sabéis lo que me alegré de ver la furgo en PL, y también cuando Marcos me dijo que había aguantado el viaje entero!!! Pedazo de aventura!!!

    La verdad es que no pude reprimir un grito de alegría al veros en el puente que une Hackescher Markt y la Isla de los Museos, el grito, al no ser muy políticamente correcto no lo repetiré, pero sí que recuerdo lo que dijo Marcos al vernos... Pijo!!! Qué gusto da encontrarse a gente del Puerto!!!

    Un abrazo muy fuerte para todos y ojalá en nuestro/vuestro próximo viaje podamos coincidir aunque sea solamente para poder tomarnos un refrigerio como aquellas cervezas que nos bebimos en los Patios Judíos!!!

    ResponderEliminar
  3. Bonita entrada del blog, me encanta ver que la gente del Puerto estamos en todos lados y coincidimos y todo! seguro que fue una alegría mutua encontraros.

    peter, invitame al Pozo que estoy de vacaciones y soy tu mayor fan del blog! jajaja

    ResponderEliminar
  4. no tengo que invitarte. Habla con mi hermano o la Eve y aparece alguna tarde por aquí, que te cantes unos temas con nosotros a la guitarrilla jejeje

    ResponderEliminar