sábado, 30 de julio de 2011

Nice at work

It was everything nice at work. I still remember my first day. It was cloudy, cold,... but I was there. With a hundred kilos of baggage on my back, waiting for Stefan just where he had said to me. Just there started my first day at work, in which I became a new member of the T-Labs and I received my computer ---which a few months later was going to be my worst nightmare. At the end of that day I went with Stefan ---mi work mate---, Sebastian ---the boss---, and other colleague to have dinner. Some pasta and several german beers to make the first cultural exchange. We talked about things like Spanish people living in caves, the peculiarities about the position of Bayern within Germany, the skills of president Zapatero, and about red-face Germans wearing sandals with shocks when they come to Spain. Nice!!


Stefan was always close to me, helping me and teaching me german manners. It was funny to learn how Germans behave in different situations, sometimes different to Spanish, but sometimes surprisingly similar. Matthias was also there, specially when Stefan was out. They both, as well as the rest of the crew, helped me a lot to be self-sufficient in the city, and to make my adaptation process as simple as possible.

I am sorry guys. I know I was talking all the time about Spain, Spanish people and manners, the beach, my town, my land... Sorry, I am in love with them, and I can not stop talking about it. I know I was always asking about German stuff as well, sorry again. But it was nice, I guess. Sometimes I remember and miss lunch time over there: the last-generation elevator, the spicy lentels Indian-style, and ask for meat with sauce using my german skills and get mushrooms from the waitress. And people being silent after lunch... It is not possible here.

I also enjoyed the summer party. I think it was there when I really understood a thing some Spanish friends told me the first week I was in Berlin. It was something like "In Spain you have a lot of buddies, but only some of them are actually your friends. However, in Germany you will have few German buddies, but all of them will be real friends." True story.

I hope to come back guys. There are still a lot of things to do there, places to visit, avenues to ride with my bike, people to know, and beers to drink. Moreover, I miss to have a picture with you guys, so I think this is a good excuse for a new invitation :-) Not in winter, please.

Vielen Dank, und Umarmungen für alle!!
Sure it is wrong, sorry, but I confess I speak German in the privacy.

---

Todo fue muy bien en el trabajo. Todavía recuerdo mi primer día. Estaba nublado, hacía frío, pero allí estaba. Con unos cien kilos de equipaje en la espalda, esperando a Stefan justo donde me había dicho. Justo allí empezó mi primer día de trabajo, en el que me hice miembro de los T-Labs y en recibí mi ordenador, el cual unos meses después se iba a convertir en mi mayor pesadilla. Al final de aquel día fui a cenar junto a Stefan ---mi compañero del trabajo---, Sebastian ---el jefe---, y otro compañero. Algo de pasta y varias cervezas para llevar a cabo el primer intercambio cultural. Estuvimos hablando de varias cosas, como por ejemplo los españoles que tienen cuevas para vivir, el extraño caso de Baviera en Alemania, las habilidades de Zapatero, y los alemanes de cara roja que llevan sandalias con calcetines cuando vienen a pasar el verano a España. ¡¡Estuvo bien!!

Stefan estuvo siempre cerca de mí, ayudándome y enseñándome las costumbres de los alemanes. Fue muy divertido aprender cómo los alemanes se comportan en ciertas situaciones, a veces diferente a como lo hacen los españoles, y otras sorprendentemente parecido. Matthias también estaba allí, sobre todo cuando Stefan no estaba. Ellos, junto al resto del personal, me ayudaron mucho para que pudiera valerme por mí mismo en la ciudad, así como para hacer mi proceso de adaptación lo más sencillo posible.

Lo siento chicos. Sé que estaba todo el tiempo hablando sobre España, su gente y sus costumbres, la playa, mi pueblo, mi tierra,... Lo siento, estoy enamorado de ellos, y no puedo evitar nombrarlos en cuanto tengo ocasión. También sé que no paraba de preguntar sobre Alemania y los alemanes, soy muy curioso, lo siento. Pero estuvo bien, supongo. A veces me acuerdo y echo de menos irme a comer con todos vosotros: ese ascensor de última generación, las lentejas picantes y con albaricoque al estilo indio, y pedir carne en salsa usando mi alemán y que la camarera me diera champiñones. Y eso de la gente callada en la sobremesa... eso no pasa aquí.

También me encantó la fiesta de verano de la empresa. Creo que allí fue cuando realmente entendí una cosa que unos amigos españoles me dijeron la primera semana que estaba allí en Berlin. Era algo tal que así: "En España tienes muchos colegas, pero sólo unos pocos de ellos son tus amigos. Sin embargo, aquí tendrás pocos colegas alemanes, pero todos ellos serán amigos de verdad." Cierto que es.

Gente, espero volver alguna vez. Me quedan todavía muchas cosas por hacer allí, sitios que visitar, calles que recorrer con mi vieja bicicleta, gente por conocer, y cervezas por beber. Además, echo de menos tener una foto con vosotros, lo que creo que es una buena excusa para que me invitéis de nuevo :-) Pero no en invierno, porfa.

Vielen Dank, und Umarmungen für alle!! (Muchas gracias, y un abrazo para todos.)
Seguro que está mal escrito, lo siento, aunque os confieso que hablo alemán en la intimidad.

3 comentarios:

  1. I'm sure you enjoyed a lot in your Berlin's experience, but a lot of people enjoyed as you as Pensión Tío los Pollos's guests!!! Thanks!!!

    ResponderEliminar
  2. Is it me who told you that thought about friendship and nationalities? (I guess it could be the case. Please, make me happy :P)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. It was not concretely you, because a lot of people told me that. But you know that make you happier is my aim from the first day I know you sweety :-)

      Eliminar